La feminidad en el embarazo: posible o imposible?

 

Paradójicamente, cuando estamos esperando un bebé pareciera ser de las épocas más difíciles que tenemos que pasar, como mujeres, para sentirnos tales.

Por lo menos en mi experiencia, a ustedes les ha pasado? Pero, y por qué pasa esto?

Nuestro cuerpo está cambiando minuto a minuto, las hormonas están en revolución lo cual hace que no nos sintamos en nuestro centro, seguramente no nos sentimos bien físicamente (náuseas, pesadez, agruras, los cambios como celulitis, aumento de volumen de todo nuestro cuerpo...) sumado a que probablemente no nos queda la ropa, hacen que muchas veces podamos sentirnos poco mujeres.

Aquí les comparto algunas experiencias que estoy intentando aplicar en mi segundo embarazo y sentirme mejor respecto a esto (y sí están funcionando!):

· Toma tiempo para ti: puede ser una de las cosas que más nos cuesta, contactar con eso que nos conecta con mejores cosas de nosotras, que nos hace sentir mimadas, queridas, bonitas y hasta renovadas. Algunos ejemplos pueden ser tomar un baño largo, arreglarnos un poquito más, hacer ejercicio de manera regular (ése que nos encanta y que nos relaja, hay que llevarlo con calma pero moverse es básico) o simplemente dar un paseo de 15 minutos al aire libre.

· No te permitas caer en el ¨deber ser¨. Creo que de todo, este punto es el que más me cuesta, porque tengo la referencia de mi primer embarazo donde todo (absolutamente tooooooodo) fue diferente, desde las reacciones de mi cuerpo, mis niveles de energía hasta mi situación externa de vida y mi trabajo. Así que, una vez más, respira hondo conmigo y trata de conectar con el aquí y ahora, sentir agradecimiento por lo que tienes y por lo que es AHORA, y verás cómo todo adquiere una dimensión distinta.

· Baila! Date 10 minutos a solas, sobre todo si te da vergüenza, y pon tu canción favorita a todo volumen! Se vale encerrarse en el baño con los headphones :) Cuando acabes, me cuentas qué tal te sientes <3

· Expresa tu creatividad: particularmente en esta etapa estamos completamente ¨creativas¨, así por qué no aprovecharlo? Dar gestación a nuevos proyectos, obras, dibujos, trabajos, formas de expresión, lo que sea que resuene contigo. Es una de nuestras partes esenciales como mujeres, ser activas en el proceso de creación. Adelante!

· Chill out! Respira hondo, y piensa que, en principio, estás fabricando un ser humano. Menudo superpoder, no? Intenta darte el espacio y permitirle a tu cuerpo tener la libertad de expresarse, cambiar y colocar los ladrillos de ese nuevo ser como mejor le parezca, sin olvidar que literal, estamos programadas desde el ADN para esto, sabemos instintivamente cómo hacerlo y nada más tenemos que relajarnos y dejar a nuestro cuerpo -que es ancestralmente sabio-, hacer lo que sabe. Ya recuperarás el cuerpo que tenías, (con todas sus dimensiones! Te prometo que, de nuevo, el cuerpo está diseñado para recuperarse. Respecto a esto, tengo un programa llamado Amor a Mi, especialmente para ayudarte, escríbeme y te cuento más),  ya volverás a respirar bien, a no tener agruras (en mi primer embarazo tenía la duda de si seguiría luego con esas molestias, jejeje! y se quitaron apenas nació, así que, confía). Date tiempo y permiso para bajar de velocidad, y hacer las cosas diferente.

Si tienes alguna otra experiencia que te haya servido con respecto a esto, me va a encantar que me la compartas! Siempre me puedes escribir a victoria@amorami.mx, o seguirme en mis redes (@victoriahertely Fb: victoriahertel).

Un abrazo y gracias por leerme.

blog receta mama vegano trufas chocolate cocoa cacao comida postre deli

Dejar un comentario