La piel en el embarazo

 

Sabías que la piel es el órgano más grande que tenemos? Y que a través de la piel absorbemos, inspiramos y exhalamos también?

Se dice que si no puedes comerte -literal- una crema, no te la coloques en la piel. Y con razón, ya que por este medio pasa más directamente al torrente sanguíneo que si te la comieras... sí, leíste bien! Y es que comiéndola, es procesada por el intestino y todas sus barreras antes de acceder a la sangre.

En fin, todo este choro para  que nos demos cuenta de cuántos químicos respiramos, comemos en nuestra comida, bebemos con el agua, absorbemos a través de la ropa y encima nos ponemos con tanta crema, maquillaje y perfume? Se imaginan? Es demasiado. Además, en el embarazo todo lo que hace y consume mamá, hace y consume el bebé, así que es cuando más se recomienda estar lo más libre posible de la mayor cantidad de tóxicos.

Ahora voy al grano, les cuento cómo me cuido la piel en especial en el embarazo, para evitar las temidas estrías, distraer la molesta picazón y alimentar nuestra piel lo más posible. Esto sin olvidar que la aparición de estrías y celulitis es altamente influenciado por las hormonas, por ejemplo hay estudios que demostraron que a mayor concentración de progesterona, menor cantidad de estrías. Pero bueno, esa materi no es para este post, así que vamos a ocuparnos de lo que sí :)

En principio y antes que nada, te recomiendo que uses jabones lo más naturales posibles y suaves, ya que con el jabón le quitas a la piel el aceite natural que después hay que devolverle con las cremas. Como siempre, creo que el cuerpo es más sabio y que el aceite natural de la piel es mejor. No digo que no te bañes, nada más sugiero no exagerar con el jabón 😉

  • Aceite de coco: es mi comodín total y absoluto porque no sólo es súper nutritivo, también es antibacteriano y -contrario a lo que algunos dicen- no tapa los poros, al contrario! Me ha mejorado en un alto porcentaje la piel grasa. Además, es un excelente desmaquillante libre de químicos y que a la vez, nutre la piel de todo el cuerpo. 3 en 1! Yo compro el bote enorme del Costco, literal, porque lo uso para cocinar también.
  • Cremas Mom to Mom:me gustan porque son livianas, se absorben enseguida, por lo tanto te permiten usarlas sobre todo de día. Además, tienen 3 tipos de cremas para las diferentes etapas del embarazo e incluso postparto y lactancia. Te van acompañando en el proceso, digamos. Y lo mejor de todo es que son libres de parabenos. Mis favoritas son las postparto, aquí puedes ver las 3 versiones.
  • Bálsamo Palmers: amo completamente esta versión para la noche, es pesada y bien grasosa y aconsejo usarla con ropa que sepas que puedes arruinar, pero ayuda muchísimo a que no te pique y por supuesto a que la piel esté lubricada y lista para estirarse. Yo la uso desde el mes 5, todas las noches es la última que me coloco.
  • Mamita Linda:una marca que recién voy descubriendo, artesanal, hecha en México y adoraaaable! Estoy usando el suero Piel de Diosa, a simple vista parece un aceite pero se absorbe enseguida, entonces te permite ponértelo en cualquier momento del día. El Frasco es muy manejase y creo súper cómodo para llevar en el bolso y manejar esas picazones de emergencia. Huele delicioso y no sólo sirve para la piel de la panza, también ayuda a mejorar el aspecto nutriendo los muslos y las booooooobies, que tantos cambios pasan esta etapa. Esta marca también tiene opciones 100% naturales para el postparto, lactancia, etc. Amo que cada vez más haya estas opciones, y tan bien hechas. Las probaré cuando llegue mi momento, sin dudas!

Por último, un par de ¨recomendaciones¨, si es que así se pueden llamar:

  • Las cremas, sueros, maquillajes que uso son en GRAN medida libres de químicos, parabenos, faltaos, fragancias, etc. Para la cara, trato de usar marcas como Ahal (su aceite de Marula es mi hit), Xamania (la crema de aguacate para el contorno de ojos uffffff), Bare Minerals y Khiels para maquillaje... básicos, digamos, pero lo más libres de químicos posibles. Esto ayuda que al momento de pecar con un buen labial de color o con un esmalte de uñas, no lo sufra tanto, jejej! A veces trato de andar con uñas y piel super limpia, pero otras es necesario (sobre todo en esta época, donde el cuerpo cambia tanto, se agranda, algunas partes se caen, nuestras hormonas están en ebullición -y con toda razón, hey! estamos fabricando un ser humano 💖-) arreglarnos y sentirnos más bonitas, una ayudadita viene perfecto.
  • Perfume:si bien hace años soy enamorada de oler deli, es cierto que el perfume tiene mil químicos que no son de lo mejor. Entonces, si bien no lo he dejado del todo, le he bajado muchísimo y trato de perfumarme con aceites naturales. Qué tal?
  • No dejen de prestar atención al desodorante... en el embarazo transpiramos más y más fuerte, es verdad (bueno, lo que causa el olor son bacterias, así que estas bacterias tienden a estar más presentes y de manera más persistente). Yo uso una mezcla de aceite de coco con bicarbonato (hecha en casa, perdonen, marcas!) y santo remedio. Se puede usar un desodorante que no sea antitranspirante también. Y es que ya hace como 5 años dejé el super dañino antitranspirante, básicamente por la concentración de aluminio, y la cantidad de estudios que lo vinculan al cáncer de mama: se encuentra en el 80% de glándulas mamarias que desarrollaron cáncer. Así que bye antitranspirante!

En fin, este fue un pantalla general. Me cuentan sus tips? Les sirvió algo de esto?

Gracias por estar ahí, abrazo fuerte a todas!blog receta mama vegano trufas chocolate cocoa cacao comida postre deli

Dejar un comentario